Photosport

Hace 4 semanas

| |

La otra Columna Alba: Estudió al rival

Por Fabian Campos 25 septiembre 2017

Una mejora respecto al partido anterior ante Iquique, fueron los cambios que poblaron el medio campo, le dieron más recuperación y piernas frescas para afrontar los últimos 15 minutos que, a un equipo con un promedio de edad alto, le cuesta resolver ante los embates finales de los rivales.

Colo-Colo sorprendió al rival y a todos los hinchas con una presentación donde no buscó adueñarse del juego ni del balón. Como la evidencia lo demuestra, el DT Pablo Guede investiga bien a sus rivales y plasma buenos planteamientos ante equipos que vienen con una propuesta y estilo definido como San Luis, la UC y la misma Universidad de Chile.

En este caso, sabiendo que San Luis busca construir ataques con balón dominado desde el portero, posibilitó sin presión la salida desde el arquero con los defensas canarios, pero los complicó marcando a todos los receptores de cancha y presionando en el medio, donde Colo-Colo recuperó y puso rápidamente hombres al ataque para aprovechar los espacios que deja un equipo que va recién saliendo de la zona defensiva para iniciar su ataque.

Así de simple, con un Paredes muy activo, un sorprendente Villanueva que espero borre definitivamente a Ramón Fernández de Colo-Colo, y dos jugadores clave por su intensidad como la figura Opazo y el voluntarioso Suazo.

Una mejora respecto al partido anterior ante Iquique, fueron los cambios que poblaron el medio campo, le dieron más recuperación y piernas frescas para afrontar los últimos 15 minutos que, a un equipo con un promedio de edad alto, le cuesta resolver ante los embates finales de los rivales.

Aunque se ve que el equipo sigue con problemas defensivos. Cuando algún futbolista de San Luis superó a uno de Colo-Colo por una individualidad o una buena pared, inmediatamente se veía un forado en la parte central de la mitad de cancha del Cacique y a los defensas restantes corriendo hacia su arco muy desesperados. No hay un funcionamiento defensivo, casi parece que se apuesta al mano a mano. Se sustentaría eso si es que el equipo propusiera un “combo a combo”, pero cada vez que Colo-Colo gana lo hace atacando menos, resaltando la eficacia por sobre el volumen.

Tres puntos positivos para seguir con vida, en una fecha donde los demás resultados acompañaron y donde el equipo pudo sin Valdivia y con un Valdés a media máquina. En San Carlos se verá si el equipo estará para pelear o se acaba el sueño de bajar la 32.

Noticias Relacionadas

Comentarios