Photosport

Hace 1 semana

| |

La columna Oro y Cielo: Su majestad el contragolpe

Por Rincon Oro y Cielo 11 septiembre 2017

“¿Pudieron ser más? Claro que si. ¿Se pudo haber evitado el gol de Barrientos para el descuento de Palestino? Obvio que sí, de todos modos, fue premio a un equipo que no bajó los brazos”.

La fecha se estaba dando para que Everton no le perdiera pisada al puntero del transición; la Unión hizo el trabajo el viernes por la noche por la mínima y daba la motivación necesaria para que el Oro y Cielo siguiera en la senda ganadora. Así; y con esa consigna salió al césped de Sausalito con el objetivo claro: “Derrotar a Palestino y seguir en lo alto de la Tabla”.

No la tuvimos fácil, de hecho, Everton jugó un horroroso primer tiempo donde en la misma rueda de prensa, “Vitamina” Sánchez reconocería que fue de lo peorcito que le ha visto al Ever for Ever. A la mente del hincha llegaron los recuerdos de aquel timorato primer tiempo contra O’Higgins de local; donde no nos creamos ni una sola de peligro. Acá la historia fue distinta porque entre Richard Paredes y Roberto Gutiérrez se dieron un festín en el área con los defensas de Everton, pero no concretaron ni una sola. Ochoa jugando en medio de Suárez y Velázquez se perdía y confundía a los zagueros, Mugni que no podía agarrar la manija del partido y para colmo el tridente ofensivo Ruletero entre Salinas, Cuevas y Rubio estaba desenchufado y como náufragos a la deriva. Súmele a esto que Paredes y Gutiérrez seguían despilfarrando oportunidades.

Caso aparte fue Dieguito Rojas que la temporada anterior estuvo de vacaciones en Viña del Mar y hoy con Palestino venía con sangre en el ojo: Las quería hacer todas en la cancha, corrió, marcó y se daba el lujo de amagar y habilitar a sus compañeros; su premio: El abucheo de Sausalito completo cuando fue sustituido el segundo tiempo. Para la próxima Dieguito.

El entretiempo llegó de milagro, nos salvamos de que cayera tanta agua al cántaro y no se rebalsara. Y ocurrió mágicamente que los mismos once que comenzaron el partido salieron del descanso con otra aura, con hambre y con sed de victoria. Y justo cuando nuevamente los Baisanos estaban buscando la apertura del marcador, aparece “Su Majestad” el contragolpe letal y en 8 minutos mágicos Everton destruye las esperanzas tetra colores de escapar del fantasma de la B y llevarse la victoria.

La primera estocada llegó cuando Everton hizo una presión en 3/4 de cancha y recupera un balón mal despejado por “El Eléctrico”, cambio de frente hacia la izquierda, la defensa árabe mal parada y entra sólo Juan Cuevas como Pedro por su casa, amaga, remata de derecha y con la complicidad de Rosende anota el primero para destapar todas las gargantas con el grito sagrado de gol a los 50’ de juego.

El segundo impacto fue justo 5 minutos más tarde, cuando Palestino atacaba con todo en busca del empate, en una nueva recuperación de Carreño en zona defensiva, cede para Salinas que corrió como alma perseguida por el Diablo, se saca en velocidad a su marcador y entrega un pase algo desmedido para Cuevas que entró sólo nuevamente por la izquierda, rematando al primer palo y con muy poco ángulo ante la estéril salida de Melo. Dos a cero y Everton era otro, ¿Por qué esperar que pasaran los primeros 45 minutos de tan mal juego? Con esta contundencia mostrada hacía olvidar rapidito la horrible primera mitad.

Pero la guinda de la torta fue el golazo de Pato Rubio, y acá hay que detenerse porque fue todo muy bueno: Córner sobre la derecha a favor de Everton que apura Cuevas con Mugni, éste manda un centro al área que cabecea “El Banana” Suárez de muy buena forma y Melo evita la conquista, pero el rebote lo toma el ex compañero de Ronaldinho y en una especie de media tijera manda el balón donde no llega el wifi. Categórico tres a cero en un vendaval de goles Oro y Cielo.

¿Pudieron ser más? Claro que si. ¿Se pudo haber evitado el gol de Barrientos para el descuento de Palestino? Obvio que sí, de todos modos, fue premio a un equipo que no bajó los brazos. Pero la pregunta es ¿Por qué esperar tanto? ¿Por qué titubear en las primeras mitades? Ojo que frente a otro rival más inspirado podríamos estar pasando muchas penurias si dejamos tanta licencia en la cancha. Pero hoy Everton ganó, hundió a Palestino, al cual no le ganábamos en Sausalito por primera división hace veintidós años y seguimos tras la Unión.

Contundente tres a uno que sigue abriendo el camino a la gloria, Nadie nos quita la ilusión, pero seamos cautos porque hoy ganamos gracias a “Su Majestad” EL CONTRAGOLPE

Noticias Relacionadas

Comentarios