Photosport

Hace 4 semanas

| | |

La Columna Alba: No llueve pero gotea

Por Ignacio Morgan 25 septiembre 2017

Triunfo extraño el del viernes, pero que nos deja conformes. Colo Colo jugó mal, pero ganó. Punto.

¿Les molesta? A mi no. En la situación actual que se encuentra el equipo cada punto cuenta y tras una serie de malos resultados y una nueva ofensiva de la prensa contra Guede y supuestas rupturas dentro del plantel, Colo Colo sacó un buen triunfo y una goleada que no estaba en las proyecciones de nadie.

Fue un partido raro de principio a fin. Varios quedamos incrédulos con los primeros minuto, a diferencia de lo que trataba de hacer Guede desde que llegó a Colo Colo, esta vez, el equipo esperaba en su campo entregándole la pelota al rival, para peor, a un elenco que se caracteriza por el buen trato de balón y amplio volumen ofensivo.

Pero la fórmula de Guede dio resultado y Colo Colo logró llegar con peligro en base al contragolpe y con un Esteban Paredes que, sin marcar, fue determinante. Se movió de gran manera, arrastro marcas, hizo jugar y siempre estuvo generando peligro, lejos del gol, como rara vez ocurre, pero letal de la misma forma.

Pero la gran figura del partido fue el Torta Opazo. ¡Por fin apareció el Opazo de Wanderers! Con gran despliegue por las bandas y excelentes diagonales, hizo olvidar a Campos y se llenó de confianza de cara a las ocho finales que quedan para Colo Colo. Necesitaba un partido así y ahora hay que ver si mantiene su nivel. Contra Católica tendrá una función clave para explotar la tan critica franja izquierda de la UC, zona por donde el Cacique basó su ataque en el partido por la Supercopa.

Lamentablemente, estamos ante el Colo Colo más irregular de lo que recuerde en los últimos años. Vamos al grano: la segunda etapa de Benítez fue un desastre en todos sus aspectos, Tapia  tenía un esquema definido y era regularidad pura, Sierra sin jugar bien, sacaba resultados, pero ¿Guede? Partidazo contra la U y días después derrotado por uno de los colistas de la B. Por lo que, lamentablemente, el buen triunfo contra San Luis no es parámetro para decir como seguiremos avanzando.

¿Guede le regalará la cancha a Mario Salas como lo hizo con San Luis? ¿Repetirá los exitosos planteamientos con que ha derrotado a Católica en los últimos partidos? ¿Aprovechará las dudas de la UC por las bandas y sus centrales? Aunque tuviéramos las respuestas, el resultado sería siendo una incógnita. Mientras no se resuelva el problema de la irregularidad, el Cacique no podrá consolidar su alza de nivel.

Punto a parte el gran partido de Carlos Villanueva. Tuvo una buena actuación en Concepción frente a Iberia, amargada por el resultado, y ahora nuevamente cumplió. Hizo un trabajo impecable en inferiores y ahora es momento para confirmarlo en primera. Esperemos que se maneje bien, respetando su proceso de desarrollo como futbolista profesional.

Noticias Relacionadas

Comentarios