Hace 7 días

| | | |

Ex jugador argentino confesó haber consumido cocaína sobre el cadáver de su padre

Por Rodrigo Águila 13 septiembre 2017

El ex atacante tuvo que someterse a varios tratamientos para controlar su adicción.

Claudio ‘Turco’ García es un ex jugador argentino de la década de los 80′ y 90′, que llegó incluso a ganar la Copa América con la ‘Albiceleste’ en 1991 y en 1993. Sin embargo, luego de su retiro cayó en la droga y en su autobiografía contó anécdotas increíbles relacionadas con su adicción.

Probé cocaína por primera vez a los 15 años. Me destapó la nariz en menos de un segundo. Fue como el efecto del Vick VapoRub, que luego conocería en Francia, porque en Lugano no había. Sí había cocaína y era bastante buena. Empecé a hablar sin parar, parecía un loro. Me gustó. No tomé mucho más de pendejo porque estaba muy enfocado en el fútbol”, comenzó relatando.

El ‘Turco’ contó que luego de su retiro comenzó su adicción. “Nunca me había imaginado como un ex jugador, no sabía qué carajo hacer. Estaba ansioso, no tenía un objetivo. Empecé a tener más horas libres. Un día un amigo trajo cocaína al loft. Tomé, me gustó. Quise más. Volvió mi amigo. A seguir tomando. Y al día siguiente también”.

“Una de esas cosas de drogado que todavía me asombra es la época en la que viví con una serpiente pitón. Siempre me gustaron las cosas raras. Me compré una pitón que era como una bola y se hizo de 1,60. A veces dormía con ella. Le daba de comer pollitos bebé. Me drogaba y la miraba mientras se los comía”, relata el ex delantero trasandino.

Para finalizar, contó que cuando se murió su padre aspiró cocaína sobre su cadáver, delante de todos los asistentes al velorio.

Cuando se murió mi padre, compré 30 gramos de cocaína y me los tomé delante de la gente. No me importaba nada. Tomé en el pecho de mi viejo en el velorio. Le dije: “Pá, voy a tomar cocaína, gordo hijo de puta, por culpa tuya, hasta las 4 cuatro de la mañana”. Cuando cerraron el cajón estaba re duro. Me puse más violento, les quería pegar a los tipos que se lo tenían que llevar. Un desastre. Mis hermanos me frenaban, los agarré de los pelos. Fue una película de terror”, finalizó.

Noticias Relacionadas

Comentarios