Photosport

Hace 4 semanas

| |

El duro presente de Mathías Vidangossy: Cesante, lesionado y con depresión

Por Rodrigo Águila 25 septiembre 2017

El futbolista de 30 años no lo pasa bien, pero quiere volver con todo a jugar en enero.

Desde hace ya un buen tiempo que el nombre Mathías Vidangossy no aparece en las primeras planas ni en nada relacionado al fútbol. La última camiseta que vistió fue la de Palestino, pero luego de su salida todo el mundo perdió su rastro. Sin embargo, detrás de todo esto hay una lamentable situación, que el propio volante se atrevió a contar.

“Estoy cesante. Ya llevo casi ocho meses sin jugar. Los primeros seis fueron porque me quedé esperando algo del extranjero, pero no llegué a firmar. Seguí entrenando, cuidándome en la parte física y después, cuando se abrió el libro de pases para este nuevo torneo, jugando con unos amigos me corté el ligamento cruzado”, señaló en entrevista con La Tercera.

Pero eso no es todo, ya que el ex mundialista Sub 20 sufre un problema depresivo que lo ha marcado durante gran parte de su carrera y que lo llevó a tomar algunas malas decisiones.

“Bueno, así yendo bien a lo personal, que es primera vez, lo que pasa es que durante todo ese tiempo, durante todo el proceso con Palestino, estuve trabajando con una sicóloga, porque me costaba mucho controlar mis emociones. Estaba feliz y después pasaba de un ánimo feliz a un estado depresivo y no quería hacer nada más. Dentro de todo lo que me ha pasado en mi carrera, que ha sido para mí una montaña rusa, he tenido muchos períodos así. Me toca estar en la Selección Sub 20 arriba y me voy a jugar a España, donde no juego ni un partido. Y eso me bota al piso. Después vuelvo a jugar a Chile y sigo en el piso, sigo en el piso, sigo en el piso, hasta que me retiro, entre comillas, y digo: ‘En verdad, no me da la cabeza para seguir en esto. Quiero hacer otra cosa'”, relata el habilidoso jugador.

Por último, Vidangossy dijo que “lo estoy tratando. Estoy tratando de mejorar para que en enero ya no vuelva a pasar. Porque el fútbol es así. Son muchas personalidades y tienes que saber llevar a todas. A veces me siento pasado a llevar o yo paso a llevar a alguien y se forma un conflicto inconscientemente, aunque nunca haya tenido un problema en el fútbol con nadie. Siempre he tratado de ser de muy bajo perfil, pero me pilló Palestino en ese cuadro depresivo y tuve roces con compañeros porque es normal no tolerar a alguien depresivo. Eso fue lo que pasó”,

Noticias Relacionadas

Comentarios