Photosport

Hace 3 semanas

| | |

La columna itálica: Cuando no se quiere campeonar

Por Jorge Santana 02 mayo 2017

Un partido horrible, al lote, amateur y que sepulta cualquier opción al título fue el que presento sin un mínimo porcentaje de vergüenza Audax Italiano frente a Antofagasta. ¿Que nos queda de todo esto? Lo mismo de todas las temporadas, mascar la rabia y soportar la vergüenza ya clásica a estas alturas del torneo.

Llegábamos como peleadores del torneo y los resultados se daban para quedar sentados entre los 4 primeros. La derrota de la U en el clásico, el heroico empate de Wanderers ante Iquique y los puntos que rifó Everton contra Unión, nos hacían llegar con toda la fe del mundo para pelear la corona (cuanta rabia decirlo y no pelearlo en serio). Era el escenario perfecto, Antofagasta no presentaba mayor escollo ante las pretensiones que los itálicos tenían en mente (creo que las tenían). Pero pasó lo clásico del Audax Italiano, se le regalaron 20 minutos a Antofagasta y eso los envalentono y cuando quisimos reaccionar en el primer tiempo, los del CDA supieron como apretar y soltar dependiendo de cada movimiento que presentaba Audax. Y para coronar todo esto terminando el primer tiempo Carlos Labrin regala un penal que deja a Antofagasta 1-0 (resultado que sería definitivo).

Ya en el Segundo tiempo Audax “salió con todo” a buscar el empate… Si salió con todo, pero se le quedo el fútbol en el camarín, porque mostró mucho coraje, mucha velocidad, mucho corazón, pero cabros… esto es fútbol… no es una declaración de amor, no es un discurso sindicalista o una lucha social que se gana con el puño en alto y lágrimas de esfuerzo… no estimados, esto es FUT-BOL y se gana jugando al FUT-BOL y haciendo goles (la lógica más grande y menos utilizada) no regalando oportunidades, no dejando que el rival nos golpee y aproveche de leernos. Antofagasta jugaba con 8 jugadores menos, OCHO, casi un equipo completo por una supuesta indisciplina en Temuco y aun así no nos dio el cuero para por lo menos empatarle a Antofagasta, por lo menos para quedar 7º y no recordar “guatazos” de años anteriores. Y no me vengan con el discurso de “oye pero fue un partido entretenido de ida y vuelta” porque afortunadamente nuestro segundo arquero anda prendidito y le sacó varias opciones claras al cuadro del norte, no así nuestra defensa… si es que fue al partido, porque Martínez deja mucho que desear y Labrin… bueno, se le sale la cadena y mejor cerrar los ojos y ponerse a rezar como el hincha de Cobresal que tanto conmovió a los burros del CDF…

Yo bien en lo personal hubiese preferido ganarle por 1 gol de diferencia a Católica y haber tenido un poquito de mesura con el pensamiento deportivo del equipo en general, porque ese abultado marcador frente a los Cruzados dejo al equipo demasiado envalentonado, pero no con los pies en la tierra. Se jugó contra una defensa horrible de Católica y como dijeron por ahí “Audax le hizo tantos goles a católica, que quizás se le acaben para los partidos que vienen” dicho y hecho un empate sufrido contra Everton y una derrota contra Antofagasta

Como consecuencia de todo esto tenemos: 1º. Un torneo en el que sólo salimos a pasear; 2º. Una posición aun segura pero incomoda en la tabla general; 3º. Un defensa menos tras la expulsión de Labrin al final del partido (no sé cómo tomar este punto la verdad). Y como raya para la suma, solo se demuestra a un equipo que no quiere ser Campeón.

 

Quedan 3 fechas en las que podemos mejorar y levantar la cabeza, tal vez podamos aguarle la fiesta alguien y en la última fecha disfrutar del clásico de colonias como corresponde. Pero dejen de vendernos la pomada de que “cada fecha que queda se jugara como una final” o “nos quedan 4 finales”, porque si las van a jugar pichangeando como en el barrio, mejor digan que se cumplió el no descender y que el resto se verá con los resultados de los demás… cosa que es bastante más pesimista, pero suena mucho más real y ad-hoc con lo que se muestra en cancha

 

Noticias Relacionadas

Comentarios