Photosport

Hace 3 semanas

Por Diego Bastarrica 04 abril 2017

Y en toda esta crucifixión mediática, las catacumbas se han oscurecido en el ambiente, se han levantado algunos “Lázaros” antes defendidos por el Sindicato y que hoy piden las penas del infierno para Carlos Soto.

“Pero Jesús se inclinó y con el dedo comenzó a escribir en el suelo. Y, como ellos lo acosaban a preguntas, Jesús se incorporó y les dijo: Aquel de ustedes que esté libre de pecado, que tire la primera piedra” Juan 8:1-7

—————————————————————————————————————————————–

El Sindicato de futbolistas Profesionales (SIFUP) y su honestidad están en tela de juicio tras la auditoría solicitada por el nuevo mandamás y representante de los jugadores criollos, Gamadiel García y que detectó millonarias irregularidades y gastos sin justificación.

Válgame Dios!!…se nos acerca la Semana Santa y parece que Carlos Soto, Julio Pastén y compañía comenzaron a transitar por el mismo Vía Crucis que ellos rememoran en estas fechas para su amado Jesús. Porque al parecer se multiplicaron más peces de lo normal, hubo muchas “últimas cenas” y muchos textos para que los discípulos de esta santa cruzada salieran a predicar las bondades del Señor.

Y en toda esta crucifixión mediática, las catacumbas se han oscurecido en el ambiente, se han levantado algunos “Lázaros” antes defendidos por el Sindicato y que hoy piden las penas del infierno para Soto y cia y han resucitado las dudas sobre un organismo que a la larga es político y que como tal mueve influencias, favores y ayudas por vías monetarias.

Si hasta boletas en la exclusiva tienda Zara había en la auditoría: claro es que los honorables representantes de los futbolistas debían lucir impecables para cuanta gala hubiera en el calendario. La ropa femenina por supuesto es para la señora que hace el aseo y las biblias para apóstoles díscolos como el apócrifo “Comandante” Salas.

Gamadiel está en llamas y furioso, como en sus mejores tiempos como futbolista activo: “El dinero es de todos los futbolistas, no de un grupo de amigos”.

Razón tiene el nuevo mandamás en enojarse, aunque él participaba como capitán de muchas asambleas dónde quizás se guardó silencio y dónde todo se ocultaba debajo de la alfombra para aprovechar el momento adecuado para desempolvar los “misteriosos” y divinos gastos.

Carlos Soto dice que todo corresponde a una trampa, que Judas ronda en el ambiente  y que existe una maniobra para sacarlo definitivamente del mapa. Tiene 30 días (o es lo que pide) para justificar cada uno de los pesos gastados y que se encuentran aún sin rendición.

Hay algo que no cierra bien, que no cuadra, una fiesta dónde Zara-Goza, dónde un grupo la está pasando mal, otros observan y otros quizás miran desde un rincón esperando el momento de agarrar a la chica linda y ponerse a bailar para sentirse ganadores al final de la noche.

Quizás sería bueno recordar las enseñanzas del Padre para cerrar estos escritos laicos de espíritu muy cristianos: “Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, pues ellos serán saciados. Bienaventurados los misericordiosos, pues ellos recibirán misericordia. Bienaventurados aquéllos que han sido perseguidos por causa de la justicia, pues de ellos es el reino de los cielos. Bienaventurados serán cuando los insulten y persigan, y digan todo género de mal contra ustedes falsamente, por causa de Mí. Regocíjense y alégrense, porque la recompensa de ustedes en los cielos es grande, porque así persiguieron a los profetas que fueron antes que ustedes

AMÉN…Canchas de fútbol celestiales no sean manchadas nunca y que la pelota…esa divina expresión…siga reinando por los siglos de los siglos…

Noticias Relacionadas

Comentarios