Photosport

Hace 6 meses

| | | | | |

La columna de Bastarrica: Deportes Concepción, el verdadero equipo popular de Chile

Por Diego Bastarrica 26 abril 2017

Esos penquistas amantes del elenco lila, los que sobreponiéndose a toda la adversidad y el pisoteo de las autoridades y de los ineptos dirigentes, han sembrado vida sobre la tierra muerta de la desafiliación del profesionalismo.

Naciste combativa

contra los opresores

defendida bandera

de todos los rincones.

Desde los Andes

la llamarada

brilla la independencia

viene la libertad. “HACIA LA LIBERTAD-INTI ILLIMANI”


Hay momentos de verdadera revolución que transitan como una guerrilla oculta en el follaje, sin que la masividad le regale el aplauso combativo. Caminos silenciosos de larga procesión interna que explotan de un lila furioso. Gritos y consignas desde lo más profundo, almas en redención que claman una nueva oportunidad.

Fueron 12 mil entusiastas conquistadores que repletaron el Estadio Ester Roa para un duelo amistoso muy significativo: Después de 365 días, Deportes Concepción, el equipo del León de Collao, la escuadra combativa de la cuenca del Bio-Bio que lució su coraje en Copa Libertadores en 1991 y 2001, 34 veces actor estelar de la Primera División de Chile, campeón de Segunda División, y refugio de cracks históricos como Osvaldo “Pata Bendita” Castro, Fernando Cavalleri, Cristián Montecinos, Juan Carreño, el Mono Navarro Montoya, Luis Chavarría, Antonio Zaracho, Héctor Adomaitis y Juan Carlos Almada, volvía a la cancha principal de su ciudad.

En esa Octava Región tan sacudida por la historia y por la tierra, la única pregunta válida es ¿Qué hace realmente tan distintivo y grande al “Conce” como le dicen cariñosamente?

Y la respuesta que sale como un rugido felino de su emblema luchador es clara: Su gente, sus hinchas, su fanaticada, su fiel ciudad.

Porque son ellos, esos penquistas amantes del elenco lila, los que sobreponiéndose a toda la adversidad y el pisoteo de las autoridades y de los ineptos dirigentes, han sembrado vida sobre la tierra muerta de la desafiliación del profesionalismo.

Son esos defensores de la historia de su club, los que enterraron las deficiencias de un grupo de inversionistas alemanes. Son esos mismos hinchas que se levantaron del suelo luego del puñete traidor de Fuerza, Garra y Corazón S.A de Nibaldo Jaque y Pablo Tallarico.

Son esos gladiadores lilas, esos mismos que peleando en la adversidad del circo romano que fue la ANFP, quedaron heridos de muerte el 26 de abril de 2016 cuando el Consejo de Presidentes de Clubes y los 38 votos a favor sentenciaron la salida del “Conce” del profesionalismo, para condenarlo a las tinieblas del olvido y de las láminas carcomidas por la tierra polvorienta de algún baúl infantil.

Pero la geografía los ha hecho combativos y porque una gran ciudad como Concepción merece defender la honra de su club, es que estos mismos fanáticos del “León de Collao” sacaron las garras y con esfuerzo y pundonor lograron juntar peso a peso ese dinero que les permitiera hacerse del 98% del club.

En días en que comenzó el otoño en este rincón del mundo y en que el frío comienza a colarse como un discreto verdugo, se coloca en el tapete también el conflicto presidencial que vive el club popular, Colo Colo.

Entre falacias políticas, monumentales frases dignas del panteón de la estupidez y luchas de poder, el Club Social y Deportivo de clara inspiración izquierdista y comunista vendió su alma al diablo y en una maniobra a cinco años, dejó en el poder a Aníbal Mosa, con la nimia esperanza de que pasado ese lapso la presidencia pasará al “pueblo”.

Bañados por el Bio-Bio y por su guerrero y esplendoroso pasado, Deportes Concepción, su querida ciudad y sobre todo sus incondicionales hinchas toman la bandera legítima de erigirse como el club más popular hoy por hoy de Chile.

Como dice uno de sus caciques contemporáneos, el delantero Daud Gazale, figura goleadora ante Osorno: “el Conce está más vivo que nunca. A ver si se dan cuenta que no es cualquier equipo al que desafiliaron. Llevamos más público que varios equipos de Primera”

El ruidoso regreso da paso nuevamente al silencio y a los paseos en círculos del rey despojado: el León de Collao vuelve a dormir entre rejas, a la espera de su ansiada libertad.

Noticias Relacionadas

Comentarios