Photosport

Hace 7 días

Por Gonzalo Miranda 17 abril 2017

Rodríguez ha sido uno de los grandes émbolos de la U en las últimas fechas, volviendo a ser ese jugador del 2012 que fue llamado a la Selección Argentina.

El triunfo ajustado por la mínima ante Deportes Antofagasta no sólo nos dejó a tiro de cañón en el Clausura, sino que además reafirmó los grandísimos niveles que vienen exhibiendo varios en el plantel del Profe Hoyos.

Uno de ellos por lejos fue Matías Rodríguez. Personalmente me gusta recalcar cuando me he tenido que comer mis palabras. Desde el año pasado y a principios de este critiqué mucho al trasandino, incluso al nivel de jubilarlo, pero debo morderme la lengua y dedicarles estas palabras, porque por lejos se lo ha merecido.

El “Mati”, ante Antofagasta se comió al banda derecha, pero no sólo eso, sino que además demostró que es uno de los mejores niveles del plantel de la “U”. Con una ferocidad asombrosa y con exhibiciones de talento puro, como el caño que le hizo a Kevin Harbottle en el primer tiempo, que lo tienen en boca de todos y celebrando el que haya vuelto a ser el mismo de hace varios años.

Sinceramente me alegro mucho por el Mati, no solo como hincha de la “U” sino que como apasionado del fútbol. Intento no escribirlo con la camiseta puesta, pero es innegable que Rodríguez es uno, sino el mejor, lateral derecho del fútbol chileno en la actualidad. Felicitaciones Mati y a seguir en lo mismo, que lo necesitamos en la última etapa del torneo.

Al finalizar, quiero cerrar la columna de hoy con dos puntos. El primero tiene que ver que con Lorenzo Reyes. “Lolo” es por lejos, sin duda junto a Felipe Mora, Matías Rodríguez y Gonzalo Espinoza de lo mejor que hemos tenido en lo que va de año y que nos permite ilusionarnos una vez más con alcanzar un nuevo título. Lo de Reyes ha sido realmente espectacular, con un porcentaje de efectividad en los pases, corriendo todo el partido, sudando la gota gorda y entregándose en la cancha como nadie, sencillamente me saco el sombre ante él.

Y finalmente le quiero dar las gracias al Profe Hoyos. Ángel Guillermo nos tiene ahí, como nunca lo esperamos a principio de año estar peleando el torneo después de varios años. El cambio en el andamiaje del equipo y el nivel de varios jugadores del plantel, tiene que ver netamente con su trabajo, dedicado, minucioso y al grano. ¡Gracias Profe! Que quizá no nos alcance para ser campeones, o que sí, pero lo que si jamás le dejaré de negar es como regresó la “mística” a la “U”.

Noticias Relacionadas

Comentarios